Formas de llevar la camisa blanca

Si tuviésemos que elegir una prenda que nunca pasase de moda, sin duda sería la camisa blanca.
Esta prenda todoterreno, que sirve tanto para una reunión de trabajo como para una cena especial, se convierte en una pieza imprescindible en cualquier armario. Perfecta para todas las mujeres de todas las edades y estilos.

Un acierto seguro es el look compuesto por básicos. Una combinación de jeans, gabardina y una camisa blanca será tradicional y a la vez sensacional. Además te resolverá esos días que no quieras pensar demasiado.

Una combinación perfecta para aquellas que tengan un estilo más minimalista es la falda mini + la camisa blanca. Piezas sencillas que encajan a la perfección y aportan feminidad a tu look. Dale un plus con unos botines planos y ¡A comerte el mundo!

Si tienes unos pantalones de los que estás enamorada pero no sabes cómo combinarlos, la camisa es tu solución. Juega con accesorios y prendas en tonos neutros para dar protagonismo a esa pieza especial. Recuerda: menos es más.

Una de las tendencias de esta temporada son los pichis. Esta prenda combinada con una camisa blanca te dará un toque chic y diferente a tu outfit. Dale un aire cañero con unos botines de serpiente y una cartera de mano.

Otros artículos que te pueden gustar