Consejos y cuidados para nuestros abrigos de invierno

Se pueden encontrar en una amplia variedad de telas y estilos, muchos están diseñados para estar a la moda o simplemente para mantenernos abrigados, pero lo que es inevitable es que los abrigos y chaquetas de invierno son las prendas más queridas en esta época del año.
Cuando inviertes en un abrigo o chaqueta de piel, pelo, o cualquier material de primera calidad, el cuidado y la limpieza de manera correcta será determinante para conseguir una larga durabilidad como también un buen aspecto constante a lo largo del tiempo.

Te explicamos algunos consejos básicos para cuidar y limpiar tu chaqueta o abrigo según el tipo de tejido.

 

Cómo limpiar los abrigos de plumas y chalecos

El secreto del cuidado es mantener el plumón limpio, seco y esponjoso. Probablemente hayas escuchado que la humedad en este tipo de prendas puede ser estropear por completo el tejido, sin embargo tienes que saber que si que puedes lavar los abrigos de plumas en la lavadora, recomendándote siempre que evites más de 2 lavados por temporada. Pero como te estamos recomendando hasta ahora, fíjate en la etiqueta primero.

Para el lavado, dale la vuelta a la chaqueta y a los bolsillos e introduce solo el abrigo o la chaqueta de plumas que quieras lavar. Selecciona siempre agua fría y un máximo de 400 revoluciones de potencia.

Para el secado, puedes optar por la secadora siempre y cuando uses temperaturas bajas y una baja rotación. Un truco muy bueno es colocar unas pelotas de tenis dentro de la secadora para que se mantenga aireado. También puedes secarlo al exterior, colocarlo en una zona donde corra el aire y cambiándolo de posición cada ciertas horas.

A la hora de almacenarlo, es recomendable colocarlo en una percha o doblarlo justo por las señales de costura. Una vez más, lee la etiqueta de cuidado para asegurarse de que la tela exterior es lavable.

 

Cómo limpiar los jerseys y abrigos de lana

La lana es una fibra natural hilada, por tanto es aconsejable un lavado con agua fría. Sin embargo, casi todos los abrigos de lana están etiquetados como de limpieza en seco solamente. ¿Por qué?

Para lograr la forma adecuada de los abrigos de lana hechos a medida, el fabricante debe usar acolchados y medidas exactas para dar a la lana un cuerpo extra y evitar que se estire posteriormente. Estos tejidos internos no son lavables. De hecho, muchos de ellos se disolverán o se deformarán con el contacto del agua. Los abrigos de lana también pueden estar forrados con telas que no son lavables.

Si tienes un abrigo o un jersey de lana que solo necesita una limpieza superficial, puedes usar un kit de limpieza en seco y evitar la lavadora. Además, algunos de ellos se pueden planchar cuidadosamente para eliminar las arrugas excesivas. Eso si, ¡Lee siempre la etiqueta de cuidado y siga las instrucciones!

 

Cómo cuidar los abrigos de pelo y pieles naturales

Los abrigos de piel natural vienen de las pieles de los animales y por tanto es una fibra proteica como nuestro cabello. Sin embargo, se debe usar un cuidado especializado al limpiar un abrigo de piel para evitar que la piel que sostiene el cabello se reseque y se agriete. Si se seca demasiado o no se mantiene adecuadamente, la piel se puede estropear.

Puedes usar agua tibia y algún jabón neutro para lavarlo a mano, evitando el secado de toallas y secadora. También puedes cepillar el pelo en la misma dirección para sacudir el polvo y de alguna forma dejar mejor forma.

Siempre se recomienda que un profesional debe encargarse del tratamiento y de la limpieza de este tipo de abrigos, ya que la mejor forma de limpiarlos es con un tipo de maquinaria especial.

Cómo limpiar abrigos y chaquetas de cuero

Mantener un abrigo de cuero suave y flexible requiere un poco de cuidado y constancia, sin embargo es una de las prendas que te puede durar una eternidad.

Muchas manchas se pueden eliminar simplemente limpiándose con un paño limpio y húmedo. En ocasiones, la eliminación de manchas como el moho o la tinta del cuero requiere un poco más de esfuerzo.

La clave para mantener el pelaje en óptimas condiciones es acondicionar el cuero con los productos adecuados y recomendados para la limpieza y el cuidado del cuero.

 

Cómo cuidar los abrigos y chaquetas de piel sintética

La ‘piel’ es casi siempre una fibra sintética lavable, pero los revestimientos internos y los componentes del tejido pueden tener alguna restricción. Puedes lavarlos en la lavadora, pero recuerda que uno de los peores enemigos de la piel sintética es el calor excesivo.

Mantén tu abrigo o chaqueta alejada de fuentes directas de calor y nunca uses temperaturas altas en la secadora.
La clave para el cuidado de los abrigos de piel sintética como muchas otras ¡leeyendo la etiqueta de cuidado! Lo sabemos, es muy repetitivo pero es la mejor recomendación sin lugar a dudas. Siempre encontrarás la temperatura adecuada, las opciones de lavado como cualquier contraindicación

Recuerda, el mantenimiento y el cuidado de nuestra ropa de temporada es la clave para sacarle el máximo partido y poder disfrutarla durante mucho tiempo.